El problema era que carecía de suficiente aislamiento y dejaron un hueco en las cámaras de aire de la fachada.

 

 

 

 

 

 

 

El cliente gastaba mucha calefacción y se perdía rápidamente, pues el aire circulaba y refrigeraba la pared interior, haciendo inútil el aislamiento colocado en obra.

 

 

 

 

 

 

 

Para abordar el aislamiento de esta vivienda en Alcalá de Henares se llenaron a tope las cámaras de aire, formadas en este caso por placas de cartón-yeso.

 

 

 

 

 

 

 

El tratamiento se hizo en toda la vivienda, de una manera fácil y sencilla por insuflado de celulosa AISLANAT.

 

 

 

 

 

 

 

Quedó el problema totalmente resuelto con material aislante una vez tapados los taladros, dejándolo listo para pintar y con otro cliente que nos manifestó estar muy satisfecho, por nuestro rápido, económico y eficaz trabajo.

Solicitar presupuesto

Quiero presupuesto
Abrir chat