Aislamientos VAT

Humedades por Condensación

¿Qué es la humedad de condensación?

Es el vapor de agua que contiene el aire de una vivienda, caliente por cualquier sistema de calefacción, que al chocar con superficies frías, se produce el punto de rocío, apareciendo un moho verdoso a puntitos, que posteriormente se ponen negros, huelen mal y puede convertir una vivienda en insalubre, dando lugar a numerosas enfermedades respiratorias, como asma, infecciones y alergias.

     

La humedad relativa del aire se eleva, llegando a saturarse por los siguientes simples motivos:

 

  1. Respiración humana, cuantas más personas vivan en un piso, existirá más humedad relativa en el aire.
  2. Por exceso de ventilación en días lluviosos o de niebla, pues metemos en nuestras casas la alta humedad que existe en la calle, 5 minutos de ventilación al mediodía, que el ambiente suele ser más favorable, pueden ser suficientes.
  3. Por secar la ropa húmeda en el interior de la vivienda, incluso sobre los radiadores, así como el planchado con vapor.
  4. Por duchas, lavados, fregados de suelos, guisos y cocidos en la cocina, uso de humificadores, uso de estufas de butano y cualquier otro uso o costumbre que aporte agua al interior de nuestras viviendas.

¿Cuándo y dónde es más frecuente la humedad de condensación?

Siempre se produce en invierno.

Se producen en el interior de la vivienda, en paredes que den al exterior, pues al no estar bien aisladas las fachadas, hay corrientes frías en las cámaras de aire, que producen el punto frío en el tabique interior y a ras de la pintura, siendo más acusado con pintura plástica, que no permite la transpiración de las paredes.

También se producen por el mismo motivo, en los tabiques que dan a las juntas de dilatación que existen entre los bloques, así como en los suelos de primeros pisos, con bajos diáfanos sin construcción, y en paredes exteriores sin cámara.

Asimismo, es frecuente la aparición de humedad de condensación, en zonas de pilares, vigas, techos y frentes de forjados que están en contacto directo con el exterior y hacen de puentes de transmisión del frío exterior, produciendo en ellos el punto de rocío, ya que el hormigón, es uno de los materiales de construcción, que más transmite el frio y el calor. Viviendas con orientación hacia el Norte, son las más perjudicadas por la humedad de condensación.
El efecto es el mismo que cuando nos metemos en invierno, en un coche que ha estado en la calle y que al introducirnos en él, respiramos y desprendemos aire húmedo a 36º de temperatura, que al chocar en los cristales fríos, cambia bruscamente de temperatura y hace que éstos se empañen.

¿Cómo solucionamos la humedad de condensación?

Procurando aportar la humedad imprescindible al ambiente de nuestras viviendas y aislando estas perfectamente, en cámaras de aire de fachadas y juntas de dilatación por inyección con TERVESPUM-65, insuflando celulosa ecológica ISOCELL, forrando pilares y vigas, con PLADUR-TERM, ya que los materiales aislantes hacen de moderadores de los cambios bruscos de temperatura, evitando la formación de humedad de condensación y consiguiendo un ahorro de hasta un 40% en consumo de calefacción o refrigeración, según el I.D.A.E (Instituto de Diversificación y Ahorro de Energía).

     

Vivir en un ambiente húmedo aumenta la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias y pulmonares, a la vez que agrava las reumáticas.