Aislamientos VAT

Celulosa ecológica ISOCELL

ISOCELL es un aislante térmico y acústico de fibras de celulosa, que procede del óptimo proceso de reciclaje de papel de periódico desfibrado y mezclado con sales bóricas y molido, las cuales le hacen resistente al fuego además de protegerle del moho e insectos, considerándosele además como material aislante inocuo e inofensivo para la salud de las personas.

ISOCELL, se fabrica en Austria y Bélgica, en las plantas más modernas de Europa, cuya producción, a través de controles propios y externos, está sujeta a los más estrictos criterios de calidad, para la homologación técnica en Alemania, Austria y el resto de Europa.

ISOCELL, se puede proyectar en las caras interiores de las fachadas, en obra antes de cerrarlas con la tabiquería interior.

ISOCELL, se puede insuflar en todo tipo de huecos, con espesor suficiente, como cámaras de aire de fachadas y falsos techos ya construidos de buhardillas, baños, desvanes, etc. siendo el producto ideal para construcciones con placas prefabricadas de cartón-yeso tipo pladur, rellenando en su totalidad el hueco, en un solo panel aislante y sin juntas.

Producto ideal para rehabilitación de viviendas.


Para altas temperaturas, la celulosa ecológica ISOCELL, hace que retarde la penetración de los rayos del sol, incluso en estancias bajo cubierta, dependiendo siempre del espesor que se pueda instalar.

Para ruidos, el aislamiento de celulosa ecológica ISOCELL, en ensayos comparativos realizados en paredes intermedias, los valores de aislamiento acústico alcanzados fueron de hasta 7 db mejores en relación a aislamientos de fibras tradicionales.

Para PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS, la celulosa ecológica ISOCELL, alcanza una de las valoraciones más altas posibles en celulosas, EUROCLASE B-s2-d0, no se inflama, no propaga la llama ni emite ningún gas toxico ni se derrite.

ISOCELL, ha conseguido las homologaciones ETZ EOTA – 06/0076 en Austria y en Alemania Z-23.11-1236.